Quien lo compre o regale es porque realmente lo quiere. Si se pudiese poner más oneroso se pondría, por lo que guarda…, pero no ser iluso porque, no se puede a la vez, desear que no se compre y desear vender. Por eso, el mero poder lo tiene quien lo quiere.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone