A gente le da vértigo la altura. A otra al revés, adrenalina. Difícil tener un punto medio, que ni una cosa ni otra. Al igual ocurre con el tiempo. No es la primera vez, oír: «¡Vive el presente! ¡El momento!»… Por vértigo al tiempo, no mirar pasado ni tan siquiera futuro. El amor, sea […]