Querida Sonia,

Más fácil sería no tener palabras, más real. Sin embargo, las atesoro. Unas, varias ¿Por qué hoy? ¿Por qué esta vez? Sé menos que tú. Tú lo sabes. No puedo decirlo. Dada tu clase, me lo dirías pero primero sonreirías. En estos últimos días, mi deseo era acercarme donde ti. Acudir. Visitarte. En […]