Dormitorio, de fresa cereza, pigmentado. Cítrica luminiscencia anaranjada… fulgurando de ardorosa lámpara. Visillos mulatos y una cama cenicienta pidiendo en blanco y negro gran quehacer (por no decir otra trastada). Casa amiga, fulana íntima. Mujer de ensueño una vez en la vida para visita de monarca o gobernante Aladino.

Su belleza era muy justa. Poder, […]