Acariciarla por todo tan bien, que ningún lugar suyo quede sin sudar. Con calor, ponerla como me gusta. Sabe guiar por todo su cuerpo, con permisos y prohibiciones. Obedeciendo todas sus palabras, por continuar… Manda. La amo. Carácter y mi cumplimiento. Pero muy iguales interiormente en estimar lo que nos rodee. Nuestro amor es igual hacia lo tierno. Lo mismo ella y yo.

Nuestras cabezas juntas. Dándole besitos acostados. Creía meterme en sus sábanas sin querer. Hacerme suyo. Y sentirla en el despertar. Gustarnos recién levantados. Inherentes. Llevarte en brazos a la ducha. Llevarte en brazos a bañar bajo estoques de agua.

Me encantó la expresión: ¡Aguántame un segundo!

Sigues más bella. Me gustas ahora que cuando más joven. Te siento más mujer. Incluso cuando pase más tiempo estarás mejor. Tu belleza es y … ¡Bárbara! Muy mujer. Entonces la madurez te hace ser más bella. Juntos: ¡Qué pronto tendríamos el bebe! Moriría a cada rato. Sé que me quitarías vida, haciendo… el amor, porque lo doy y amo. Amar de verdad y hacer el amor sobre tu amor. Perdería vida yo, la daría a vos todo rato.

Estás bien proporcionada. Posees el físico que me usurpa. Y, por dentro, te amo. Es todo a la par. Y el busto. Me gustas con lo que tienes. Excelente. Bonito. La belleza ya la tienes.

Cuando es larga su sonrisa, la amo. Qué bella sonrisa sostiene. Tan cerca su sonreír. Sin casi sonreír desmesura su sonrisa. Perfecta aritmética alineada. No le falla la sonrisa, incluso feliz le asoma cohibirse.

Estamos parejos, mi amor. Noto que te preciso. Más cada vez. Trato no decir. Que te glorifico. Y sentir con vos todo. Te admiro. Sueño contigo alguna vez. Te pienso demasiado. Amor. Demasiado. Me captas.

(En noventa días te he amado más de tres meses).

Ayer soñé con vos y quise llamarte hoy ¿Bailas conmigo? ¿Lo harías? Qué feliz me harías. Pssssss… Sí, tu alma lo sabe ¡…! Sé que sería nuestra vida juntos. Haríamos himeneo antes o después. Comunícame siempre lo que desees. Deseo entregarte más. Estuve a punto de pedir, que me mandaras algo, desde donde estás. “Una ropa” tuya. Tu lencería limón. Me conformo con amarte y desear. Percibo sería feliz con vos. Verdaderamente. Te amo como mujer. De tal manera, te haces interminable para mí. Sin duda, mi amor puede penetrar y envolver tu personita.

Nos vamos a lograr, en nuestro amor y nuestro placer, en vos y en mí ¡Vamos derechos a la intimidad! Se hace inmensa al quererla… Su belleza pomposa cuando me ama.