En el amor renaces, vives a la otra persona toda su vida aunque no te lo diga. No pudiendo lanzarse por precipicio ninguna edad. Es lo bueno también, que no se nos pierda nada. Por tiempo que pase, al amor no le pasa, se infiltra. De tal manera, puedes revivirlo. Nadie lo impide ni nada. […]