Tu cuerpo, amada. Poderosa de cara, belleza de mujer. Hace derramarme en ti. Desear, amarte poco a poco. Penetrar tu cara entre amor la mirada.

Fabulosamente bella. Lago de labios cerrados entreabierta tu sonrisa. Eres feliz de guapa. Una recomendación paradisiaca viajar por tu cara, moverse tus ojos, tu cabello, labios de tu icono. Combinación secreta amores profundos mirando tu cara. No sé nada de ti. No importa frente a tu imagen. Tu cara significativa, amarte.

No saldría de tu figura, tiempo no perdido mientras admiro. Alargaría las palabras por la faz de tu cara, a lametazos de esos frescos. Eternamente naciente eres. Los días peinan tu cara con belleza, más bien tu cara airea humanidad de bella materia. Echa en delicia. Codificada. Cualquier sensación conduce sentimientos duraderos, bifurca amor, construirte besos. Tanto que, consagras de ti el camino de tu avance dejándolo adornado, más que de invisibilidad bella, de amor trasluciente. Le haces obra de arte al desamor a punto de enamorar. Esclavizas libertades de hombre libre. Diosa que dosifica la normalidad criada en su género alrededor de todo lo diverso femenil. Alabada por mujeres bregadas en medio de perfección. Envidia femenina cariñosa o rabiosa demás mujeres. Quiero tanto que, sólo espejos para ti, seas multiplicada, para que puedas asistir milenios entre décadas. Quiero una sola como tú ¡Muchas gracias!, cristales polifacéticos de reflejos pero me basta ella sin copias de sí misma. No quiero ver otra igual como ella aunque fueran iguales destellos o mejor que ella.

Me ha enamorado, me ha llenado, me ha transfigurado. Por fuera soy opaco, carnoso, humano, mortal, ingenuo, viviente. Sugiero que le tengo a ella dentro, lindura cristalera. «Grillete interno», que por fuera sirve para mirarse o reflectarse, y a mí no me sirve por todas partes. Presiento en el recuadro gástrico un espejo íntegro de ti, deformado y cabiendo fluctúes en mí. Y, sólo es tu cara, aunque parezca que entraste entera y en los ojos únicamente te tenga, tengo tu cara.

Grita: «que sabes» que te amo.