Si su color primero, el de verdad, el que ama, es el azur. Honra el azur, manifiéstate sobre su azur. Ama su azur. Venéralo. Sé feliz por su azur. Habla a su azur, con ella. Ella es el azur.

Tiene más colores al lado, incluso los hace más importantes que su azur. Tiene colores, que atraen, distraen; colores parecidos. Pero, en realidad, su corazón, su alma, ella, es el azur.

Puede ser otro color. Ese otro color que sea. Podría haber sido, rojo, negro, blanco, amarillo, verde, naranja, marrón, gris, violeta, cualquiera, o arco iris. Ella puso el azur.

Una verdadera lucha de amor en su solo color; en unas solas líneas, fue y es, a Azur.

Si su color primero, el de verdad, el que ama, es el magenta. Honra el magenta, manifiéstate sobre su magenta. Ama su magenta. Venéralo. Sé feliz por su magenta. Habla a su magenta, con él. El es el magenta.

Tiene más colores al lado, no los hace más importantes que su magenta. Tiene colores, que atraen, distraen; colores parecidos. Pero, en realidad, su corazón, su alma, él, es el magenta.

Puede ser otro color. Ese otro color que sea. Podría haber sido, rojo, negro, blanco, amarillo, verde, naranja, marrón, gris, violeta, cualquiera, o arco iris. El puso el magenta.

Una verdadera lucha de amor en su solo color; en unas solas líneas, fue y es, a Magenta.