Soy fuerte pero siento los golpes hasta donde llegan. Si llegan a 20 siento hasta 20 pero si llegan a 200 siento hasta 200. El amor hace sentir así a quien amas. La vida termina aunque sí creo en las cosas para siempre. Yo siempre creo hasta el final. También llego a la profundidad de las cosas, las comprendo o trato de hacerlo. Y, si no, las siento y me sirve. Una forma de amar fuerte. Uso la inteligencia si puedo. Pero doy mi alma lo más adelante que pueda cuando se puede elegir sí o no.

También sentir la felicidad. No existe la felicidad sin la tristeza. La felicidad es una mezcla, donde al final el alma y el corazón se imponen sobre todo. La felicidad sólo le corresponde al alma gracias al corazón con éste.

Sensaciones de valores unidos dan resultado el sentimiento. Sigo siendo un niño por dentro. Nunca lo consigo hacer crecer.

La vida sorprende porque se puede llorar por quien no pensabas o porque no llegaría un momento así. Pero sorprende con lo más cerca que se tiene.

La felicidad es una tristeza sin lágrimas, es decir, una alegría con lágrimas.

La vida es completa y no le falta nada. Aunque parezca que le faltan cosas y que es incorrecta o insuficiente. La vida tiene todo para poder ser feliz.